miércoles, 3 de marzo de 2010

Ambiente de aprendizaje en preescolar..

Recursos para el Aprendizaje
sesión 5
De Pablo (1999) dice, que en el ámbito educativo el ambiente hace referencia a la organización del espacio, disposición y distribución de los recursos didácticos, el manejo del tiempo y las interacciones que se permiten y se dan en el aula. “Se trataría de proyectar lugares donde reír, amarse, jugar, encontrarse, perderse, vivir… Un lugar en donde cada niño y cada niña encuentren su espacio de vida” (De Pablo, 1999; p.8).
Así mismo, expone cómo el ambiente es una fuente de riqueza, una estrategia educativa y un instrumento que respalda el proceso de aprendizaje, pues permite interacciones constantes que favorecen el desarrollo de conocimientos, habilidades sociales, destrezas motrices, etc., el ambiente es un concepto vivo, cambiante y dinámico, lo cual supone que el ambiente debe “[…] cambiar a medida que cambian los niños, sus intereses, sus necesidades, su edad y también a medida que cambiamos nosotros, los adultos, y el entorno en el que todos estamos inmersos” (De Pablo, 1999; p.9).
En este mismo sentido, Trister y Colker (2000) exponen las razones por las cuales un ambiente permite en los niños y las niñas el desarrollo social, emocional, cognitivo y físico. Para estas autoras, es en el ambiente en donde se desarrolla la autonomía, el autocontrol, la iniciativa, el pensamiento concreto y literal, se potencia el lenguaje, el pensamiento abstracto, la motricidad gruesa y fina, entre otros; por otra parte “[…] para los pequeños, el ambiente físico es primordial. El tamaño del salón y las áreas de juego exteriores, el color de las paredes, la clase de muebles y de piso, la cantidad de luz y el número de ventanas, todo influye en el aprendizaje” (Trister, 2000; p. 14).
Para Iglesias, citado por Zabalza (2001) “El término ambiente se refiere al conjunto del espacio físico y las relaciones que se establecen en él (los afectos, as relaciones interindividuales entre los niños, entre niños y adultos, entre niños y sociedad en su conjunto)”.
En general, se puede entender el ambiente de aprendizaje viene a representar la concreción de la acción educativa, de allí su importancia. El aprendizaje en el niño y la niña no sólo se produce por la interacción verbal entre el profesor y el estudiante, sino también, por las interacciones no verbales que establece con el ambiente o entorno que le rodea, ya que éste emite mensajes que le empujan a actuar de maneras determinadas, generando aprendizaje por experiencias directas. La dotación y disposición en el ambiente de aprendizaje consiste en escoger, reunir, elaborar materiales y colocarlos en el entorno, para que los niños y niñas tengan acceso a ellos. Según De Pablo, P y Trueba, B. (1999) “[…] los niños descubren la existencia de y las propiedades de los objetos y les atribuyen significados, a través de su acción sobre ellos”. De ahí que no sea conveniente disponer los objetos en lugares ocultos, o en estantes a una altura inalcanzable para los estudiantes, pues con esto se les está
Por tal razón, la disposición es fundamental y se debe establecer según los requerimientos de los niños y niñas (descanso, juego, higiene, etc.). Estos autores denominan a este criterio, accesibilidad y visibilidad; “[…] si los materiales y juguetes están situados fuera del alcance de los niños, además de limitar su uso y al obligar al adulto a estar continuamente “subiendo y bajando” el material, propicia que los niños y niñas conductas de dependencia” (De Pablo, P Y Trueba, B, 1999; p. 50).


Referencias.
DE PABLO, P Y TRUEBA, B. (1999) Espacios y recursos para ti, para mí, para todos. Diseñar ambientes en educación infantil. Barcelona: Editorial Praxis,S.A.
DUARTE, J. (sf) Ambientes de aprendizaje: Una aproximación conceptual. En: Revista Iberoamericana de Educación.
LOUGHLIN, E C. Y SUINA, H J. (1997). El ambiente de aprendizaje: diseño y organización. Madrid: Ediciones Morata.
TRISTER, D y COLKER, L. (2000). El currículo creativo para educación preescolar. Washington, DC: Teaching Strategies.